ALOS QUE LE GUSTA LA YERBA

domingo 13 de noviembre de 2011

Arroz salvaje oriental


Un arroz delicioso y muy aromático. Para preparar este arroz he usado una mezcla de arroces salvajes (arroz basmati integral, arroz salvaje rojo y arroz salvaje negro) que venden ya preparada. Es de la marca biográ y cuesta unos 3 euros un paquete de 400 gramos. Puede usarse en sopas, ensaladas, salteado o simplemente hervido. A mi personalmente me encanta usarlo en algunas recetas porque con tanto colorido quedan unos platos muy diferentes y atractivos.
Ingredientes:
  • 200 gramos de mezcla de arroces salvajes (o cualquier arroz que os guste: integral, basmati, etc)
  • 1 pimiento verde italiano grande.
  • 1 zanahoria grande o 2 medianas.
  • 1 cebolla.
  • 1 huevo (para la tortilla).
  • 8 champiñones frescos.
  • guisantes (congelados o de lata)
  • 1 cucharada de curry.
  • 4 cucharadas de salsa de soja.
  • aceite de oliva.
Preparación método tradicional:

Picamos la cebolla, la zanahoria y el pimiento. Si tenemos thermomix picamos durante 4 segundos a velocidad 4.

En una cazuela con un poco de aceite sofreimos la cebolla, zanahoria y pimiento. Al rato agregamos los champiñones también picados y los guisantes. Si los guisantes son congelados, los herviremos previamente durante unos minutos.

Cuando tenemos este sofrito listo le añadimos la cucharada de curry y las 4 cucharadas de salsa de soja. Removemos bien y reservamos.

Aparte, batimos el huevo y hacemos una tortilla. Reservamos.

Hervimos el arroz. En mi caso, como esta mezcla de arroces integrales tarda 40-45 minutos, lo he hervido mientras preparaba el sofrito.

Finalmente mezclamos todo junto: el arroz, el sofrito de cebolla, zanahoria, pimiento, champiñones y guisantes y la tortilla cortada a tiritas finas.

Preparación en thermomix:

Ponemos la cebolla, zanahoria y pimiento en el vaso de la thermomix. Picamos durante 3 segundos a velocidad 4. Añadimos 40 ml. de aceite de oliva. Programamos 12 minutos-100º-velocidad 1.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y agregamos los champiñones laminados. Programamos 8 minutos- 100º - velocidad 1.
Añadimos el curry y la salsa de soja. Programamos 2 minutos - 100º - velocidad 1. Reservamos todo en un bol.
Sin lavar el vaso ponemos 800 ml. de agua, introducimos el cestillo en el vaso y dentro del cestillo el arroz. Si es arroz blanco normal, programamos 12 minutos - VAROMA - velocidad 4.
Mientras tenemos el arroz en la thermomix prepararemos una tortilla en una sartén. La cortamos a tiras finitas y reservamos.
Finalmente mezclamos en el bol el arroz, el sofrito y la tortilla.
Una vez tenemos el arroz hervido
Nota: Receta de Lilian del blog deliciosmos.blogspot.com


jueves 10 de noviembre de 2011

Sopa miso

El fin de semana pasado asistí a un curso de cocina natural. Durante dos horas se elaboraron cuatro platos diferentes, y el primer plato fue la saludable, reconfortante y sabrosa sopa miso, un clásico en la dieta japonesa.

Encontré realmente interesante poder conocer nuevos productos que normalmente no uso en mis recetas, como el miso blanco, la pasta de umeboshi o el concentrado de jugo de manzana. Me encanta poder experimentar con nuevos sabores.
La auténtica sopa de miso está compuesta por dos ingredientes esenciales: el dashi (caldo de pescado) que es la base de la sopa y el miso que es disuelto en el dashi.
El miso es una pasta aromatizante fermentada y muy sabrosa, hecha con semillas de soja y/o cereales y sal marina.

Podéis encontrar diferentes tipos de miso. Los misos más afamados son fermentados por largo tiempo obteniéndose así:
  • Shiro-miso es decir: Miso blanco: su fermentación dura aproximadamente un año y resulta ser el de sabor más suave y dulce.
  • Aka-miso es decir Miso rojo: su fermentación dura aproximadamente dos años teniendo un sabor más fuerte que el blanco.
  • Kuro-miso que es el Miso negro: su fermentación dura aproximadamente tres años y su gusto es intenso.
  • Hatcho-miso es la variedad más concentrada y proteica al no llevar ningun tipo de grano añadido (arroz, trigo o cebada).
El miso fue considerado durante siglos un alimento curativo en Japón.
Contiene enzimas que ayudan a la digestión, y suministra carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y proteínas.

Para preparar esta sopa se suelen usar dos tipos distintos de miso, el Shiro-Miso (blanco, suave y con poca sal) o el Aka-Miso (rojo, fuerte y salado). Nosotros usamos el Shiro-Miso y no pusimos dashi.
En esta foto podéis ver como es la textura y el color del miso blanco:

Los ingredientes más habituales en la sopa miso son el tofu cortado en cubitos, las algas wakame y cebolleta o puerro. Puede llevar otros ingredientes como verduras (patatas, zanahoria, col, etc), carnes, pescados o champiñones.
La sopa que preparamos era muy simple en cuanto a ingredientes pero a mi me gustó muchísimo así. De todas formas, le podéis añadir cualquier otro ingrediente que os apetezca.
Ingredientes: (para 6 personas)
  • 1 cebolla (o un puerro, al gusto).
  • 1 zanahoria grande.
  • apio (2 troncos con sus hojas).
  • col (1 hoja grande, mejor si es muy verde).
  • 1 ramita de tomillo.
  • 1 hoja de laurel.
  • un trozo de alga wakame.
  • aceite de oliva.
  • miso blanco (5-6 cucharadas soperas).
  • una pizca de sal.
  • agua.
Preparación:

Cortamos la cebolla a medias lunas finas y la salteamos durante 10 minutos en una cazuela con unas gotas de aceite y una pizca de sal.
Ponemos el alga wakame en remojo para que se hidrate.
Cortamos las verduras a trocitos muy pequeños y las añadimos a la cazuela. También añadimos las hierbas (tomillo y laurel), el alga escurrida y agua. Cuando comience a hervir tapar hasta que la verdura esté cocida. Disolver el miso en un poco de agua y echarlo a la sopa. Calentar durante unos 2-3 minutos para activar el miso y lista para comer.
Nota: Si la queremos recalentar o la preparamos de un día para otro es importante que la sopa miso no hierva porque parece ser que pierde sus propiedades beneficiosas.

domingo 30 de octubre de 2011

Crema de espinacas con queso y nachos crujientes




Estamos en otoño, ya no hace tanta calor, y me va apeteciendo comer sopas y cremas, que son uno de mis platos preferidos. Los preparo muy a menudo, pero soy consciente de que las cremas de verduras son un plato poco atractivo a la vista, y cuando los presentas a la mesa no se oyen alabanzas de ningún tipo.
Por eso, si servimos la crema de verduras como os la presento hoy, bien caliente, con un poco de queso rallado en el medio y acompañado de unos nachos crujientes, el aspecto cambia totalmente.
Podemos decir que la vestimos de fiesta.
Con la crema caliente el queso se funde y junto al sabor tex-mex de los nachos crujientes, está superior.
No debemos olvidar que comemos por los ojos y que la presencia de un plato es muy importante, aunque sea un plato tan de diario como una crema de verduras.

Podemos acompañar de queso y nachos cualquier crema de verduras que nos apetezca, con la de calabaza, zanahoria, o calabacín  también está estupendo.

Ingredientes:
  • 1 litro de caldo (de verduras o de carne, al gusto).
  • 20 gramos de mantequilla.
  • 1 cucharada soperas de aceite de oliva.
  • 2 cebollas picadas finas.
  • 40 gramos de harina.
  • 500 gramos de espinacas troceadas, descongeladas.
  • 3 cucharadas de zumo de limón, colado.
  • 2 cucharadas de nata.
  • sal, pimienta
  • queso rallado (yo uso emmental o mozzarella, pero podéis poner cualquier queso que funda bien).
  • nachos
Preparación:

Ponemos la mantequilla y el aceite de oliva a calentar en una cazuela. Echamos la cebolla, salpimentamos y la freímos a fuego muy lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que esté tierna.
Mientras freímos la cebolla llevamos el caldo a ebullición.
Cuando la cebolla esté tierna incorporamos la harina y la freímos durante 2 minutos, sin dejar de remover. Vertemos el caldo caliente poco a poco. Agregamos las espinacas y las cocemos a fuego lento durante 20 minutos. Incorporamos el zumo de limón.
Pasamos la mezcla a un robot de cocina y trituramos. También podemos triturarlo en la misma cazuela con el túrmix.
A continuación la volvemos a verter en la cazuela , rectificamos de sal y pimienta, añadimos la nata, lo dejamos a fuego lento unos minutos y retiramos del fuego.
Si no la vamos a consumir el mismo día, no le añadimos la nata.

Una vez en el plato, ponemos un poco de queso rallado en el centro del plato y decoramos con unos nachos. Ponemos ponerle el queso directamente de la nevera, porque con el mismo calor de la crema se fundirá. Colocar los nachos justo antes de servir el plato a la mesa, porque enseguida quedan blanditos

Nota: Esta receta de crema de espinacas es del libro La cuchara de plata, un libro fabuloso que me regaló mi compañero y al que estoy dando muy buen uso. Es la biblia de la cocina italiana, con más de mil páginas de recetas . Altamente recomendable.



viernes 1 de abril de 2011

Tortilla de alcachofas (Thermomix)


Receta del blog "las recetas de Pakyan".
Una receta muy rápida y cómoda. Nunca había comido tortilla de alcachofas, con lo que me gustan, y la verdad es que me ha gustado mucho. La repetiremos.

Ingredientes: Para 2 personas.
  • 4 alcachofas medianas
  • 3 huevos grandes
  • 50 gramos de aceite
  • 100 gramos de agua
  • sal
Preparación:

Limpiamos las alcachofas quitando las hojas superiores y el tallo y las partimos en cuartos. Las ponemos en el vaso de la thermomix y programamos 5 segundos a velocidad 4. Comprobamos que quedan bien trituradas y que no ha quedado ningún trozo demasiado grande.
Añadimos el aceite, el agua y sal al gusto.
Programamos 10 minutos - Varoma - velocidad 1 (para th31 giro a la izquierda vel. cuchara).
Al terminar añadir los huevos y rectificar de sal. Programamos 10 segundos a velocidad 3.
Calentar la sartén con un poco de aceite y cuajar la tortilla.

domingo 27 de marzo de 2011

Montados de berenjena con tomate, jamón y queso


Esta receta me gustó mucho, se prepara muy rápido y es muy sana.Os recomiendo que la preparéis, en un momento tenéis una cena solucionada.


Ingredientes:
  • 2 berenjenas
  • salsa de tomate (mejor si es casera o de buena calidad)
  • lonchas de jamón york o pechuga de pavo
  • queso en lonchas (tipo Tranchetes)
  • orégano
  • sal
  • pimienta negra recién molida
  • queso rallado para espolvorear
Preparación:

Cortamos las berenjenas en lonchas a lo largo. Las ponemos en un recipiente de cristal apto para el microondas, las salamos y les ponemos un poco de aceite.Tapamos con la tapa de cristal y las cocemos durante unos minutos hasta que estén blandas.
Preparamos una bandeja de horno que habremos forrado con papel de hornear y ponemos una cucharada de salsa de tomate, encima una loncha de berenjena, sal, pimienta, queso, jamón, otra loncha de berenjena, salsa de tomate, orégano, sal, pimienta, queso, jamón,...y así hasta terminar con una loncha de berenjena que cubriremos con queso rallado.

Hornear a 180º durante unos minutos hasta que el queso se haya fundido.
Los podemos servir con pan tostado o con una ensalada verde.

Nota: Siento no poder decir la fuente ya que no recuerdo donde la leí.

sábado 29 de enero de 2011

Habitas tiernas con jamón



Esta semana compré las primeras habas de la temporada. Normalmente las podemos encontrar desde febrero hasta mayo.
Las habas las podemos cocinar de mil maneras distintas, incluso hay personas que las comen crudas, sin cocinar.
Combinan bien con jamón, arroz, huevos (en tortilla), con pasta, con pescado y con multitud de verduras (cebolla, ajos tiernos, alcachofas, etc). También les van muy bien las hierbas aromáticas como el laurel o el tomillo.

Ingredientes:
  • habas tiernas
  • jamón serrano cortado a dados ( yo lo tenía ya cortado en lonchas)
  • cebolla
  • zumo de limón
  • aceite de oliva
  • una hoja de laurel
  • agua
  • sal

Preparación:

Sacamos las habas de la vaina y las cocemos durante 15-20 minutos (dependiendo del tamaño de las habas) en abundante agua, a la que habremos incorporado un poco de zumo de limón, el laurel y la sal.

Ponemos aceite de oliva en la sartén y una vez caliente añadiremos las cebollas finamente picadas y dejaremos pochar. Cuando la cebolla esté transparente, añadiremos los taquitos de jamón, removeremos bien y por último agregaremos las habas bien escurridas.
Dejaremos unos minutos más a fuego medio y serviremos calientes.


martes 17 de agosto de 2010

Berenjenas rellenas "a la menorquina"


Las berenjenas rellenas son un plato muy común en el verano de Menorca. Es precisamente en verano cuando podemos encontrar berenjenas tiernas cultivadas en la isla y suelo aprovechar para preparar varias bandejas y congelarlas para poder saborearlas en invierno.

En multitud de ocasiones me han preguntado como las preparo, ya que creo que cada família tiene una receta diferente, todas ellas igual de deliciosas. Yo las preparo solamente con verduras, sin nada de carne.

Ingredientes:

  • berenjenas
  • una cebolla grande
  • ajo y perejil
  • un pimiento rojo
  • unas cucharadas soperas de salsa de tomate casera
  • un huevo
  • pan rallado con ajo y perejil
  • miga de pan remojada en leche
  • pimentón dulce de la Vera
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • sal
Preparación:

Hervir las berenjenas cortadas a lo largo por la mitad en agua con sal y un poco de azúcar (para eliminar el posible amargor que tengan) hasta que esten muy blanditas. Yo las suelo hervir más o menos una hora.
Una vez hervidas las escurriremos y las dejaremos enfriar un buen rato.
Mientras enfrían sofreiremos la cebolla muy picada con el ajo y el perejil. Cuando la cebolla esté un poco pochada le añadiremos el pimiento rojo.
Si las berenjenas ya han enfriado las vaciaremos con una cucharilla de postre y con mucho cuidado de no romperlas ya que luego deberemos rellenarlas de nuevo.
Añadiremos la pulpa de las berenjenas al sofrito de cebolla, ajo, perejil y pimiento rojo. Salar.
Sofreiremos todo junto. Luego añadiremos la salsa de tomate y un poco de azúcar y dejaremos sofreir un poco más. Finalmente añadiremos un huevo batido y un poco de pan rallado o miga de pan mojada en leche. Remover bien. Ya tenemos el relleno listo. Si preferimos un relleno con otra textura y no nos gusta encontrar trocitos, lo podemos pasar todo por la batidora, aunque yo no lo hago.
Con la masa resultante rellenaremos las berenjenas, y luego las espolvorearemos con pan rallado con ajo y perejil y una pizca de pimentón dulce. Regaremos con un hilo de aceite de oliva y hornearemos hasta que se vean doradas.
Las podemos servir tanto frías como calientes. Yo las prefiero frías, me resultan mucho más sabrosas. Y si las comemos relajados en una jornada playera en una de nuestras maravillosas calas de Menorca, no os podéis ni imaginar lo ricas que están.

jueves 15 de abril de 2010

Alcachofas con cerveza (thermomix)


Este plato está requetebueno. A mi me encantan las alcachofas, y eso ya es un punto a favor, pero la salsita que queda está para chuparse los dedos. Las preparé hace dos días y hoy he vuelto a repetir. La recomiendo 100% .

Ingredientes:

  • 1 kilo de alcachofas (una vez las hemos limpiado se quedan en 500-600 gramos)
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de harina de maíz (Maizena)
  • 1/2 pastilla de caldo (carne o verduras, al gusto)
  • pimienta blanca molida
  • unas hebras de azafrán
  • una lata de cerveza (330 gramos)
  • bacon
Preparación:
Primero limpiaremos bien las alcachofas retirando las hojas exteriores, cortando el tallo y la parte superior. Luego las cortaremos en dos trozos y eliminaremos la pelusilla interior con una cucharilla. Las iremos reservando en un bol con agua y el zumo de medio limón.
Cuando tenemos todas las alcachofas listas, ponemos los ajos en el vaso de la thermomix y los troceamos 5 segundos a velocidad 5. Bajar con la espátula lo que nos queda en las paredes del vaso.
Añadir el aceite y programar 5 minutos - Varoma - velocidad 1.
Agregar la Maizena, la pastilla de caldo, la pimienta blanca y las hebras de azafrán.
Mezclar unos segundos a velocidad 5.
Colocar la mariposa en las cuchillas para que no se nos rompan las alcachofas y verter la cerveza. Seguidamente añadiremos las alcachofas bien escurridas.
Programar 25 minutos - Varoma - velocidad 1. (para TH31 giro a la izda y velocidad cuchara).
Cuando falten 10 minutos para finalizar el tiempo programado le añadiremos el bacon cortado en pedacitos pequeños.

Nota: si queremos una salsa más espesita y las alcachofas más tiernas podemos programar 5 minutos más.

domingo 11 de abril de 2010

Ñoquis de patata con salsa de queso azul


Los ñoquis o "gnocchi" en italiano eran una de mis recetas pendientes desde hace muchísimo tiempo. En el mercado hay marcas buenísimas que venden ñoquis ya listos y solo hace falta hervirlos unos minutos, pero no tienen ni punto de comparación con la textura de estos ñoquis caseros que son mucho más livianos, no quedan nada densos y de sabor buenísimos.

Ingredientes: (para los ñoquis)
  • 350 gramos de patatas
  • 100 gramos de harina
  • 25 gramos de queso parmesano rallado (mucho mejor si lo rallamos nosotros mismos)
  • nuez moscada recién rallada
  • 1 cucharadita de sal
Ingredientes: (para la salsa de queso)
  • 200 ml. de nata
  • queso azul (roquefort, cabrales,...)
  • media cucharadita de azúcar
  • nueces para decorar
Preparación de los ñoquis:
Hervimos la patatas con piel en agua con sal.
Una vez hervidas y cuando todavía estén calientes las pelamos y las hacemos puré con la ayuda de un tenedor. Las reservaremos durante unos minutos para que enfríen un poco.
En un bol mezclaremos la harina, el parmesano rallado, la nuez moscada y la sal y le añadiremos las patatas. Mezclar bien hasta conseguir una masa que sea húmeda pero que no debe pegarse a las manos. Si poneis las cantidades exactas os saldrá una masa perfecta.
Formaremos unos rulos delgados e iremos cortando porciones de unos 2 cms aproximadamente.
Daremos forma de ñoqui a cada pequeña porción y con la ayuda de un tenedor formaremos estas marcas tan características que tienen los ñoquis. Es un poco entretenido, pero con lo ricos que están bien merece la pena.
Una vez hemos dado forma a todos los ñoquis los coceremos en abundante agua salada hirviendo, y a medida que vayan subiendo a la superficie, los sacaremos con cuidado poniéndolos en un recipiente con rejilla para que dejen allí toda el agua de cocción. Deberemos estar muy atentos porque en unos 3 minutos ya estarán listos.
Finalmente añadiremos una salsa al gusto y a disfrutar de unos ñoquis caseros absolutamente deliciosos.
Preparación de la salsa de queso:
Pondremos la nata en una sartén con un trozo de queso azul y llevaremos a ebullición hasta que el queso se haya deshecho. Añadiremos la media cucharadita de azúcar y dejaremos reducir la salsa durante unos minutos.
Verter la salsa sobre los ñoquis y decorar con algunas nueces.
Nota: A los ñoquis también les va muy bien una buena salsa de tomate casera.

domingo 21 de marzo de 2010

Garbanzos con espinacas

Esta es una de esas recetas que encontré por internet, me llamó la atención, la imprimí y la guardé dentro de una de mis múltiples libretas con recetas pendientes. Siento no poder dar más datos, ya que no se quien es su autora, solo que si nos lee, darle la enhorabuena por la receta. Me ha gustado mucho el saborcito que tiene a comino, me recuerda a las recetas árabes.

Ingredientes:
  • 700 gramos de espinacas (frescas o congeladas)
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 3 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cucharada sopera de comino molido
  • 1 cucharada sopera de pimentón de la Vera dulce
  • 1 cucharada sopera de vinagre
  • un poco de pimienta negra recién molida
  • aceite
  • sal
Preparación:

Lo primero que haremos será cocer las espinacas en agua con una pastillita de caldo de verduras o sal.
Una vez cocidas las escurrimos bien, las picamos y las reservamos. También reservaremos agua de cocer las espinacas para añadirla al "majao".
En una sartén ponemos aceite de oliva y freimos los ajos enteros, sin piel, con cuidado que no se quemen, deben estar doraditos. Luego los reservamos. A continuación freimos las rebanadas de pan y también las reservamos.
En el mismo aceite de freir los ajos y el pan añadiremos las espinacas cocidas y las sofreiremos a fuego lento.
Mientras sofreimos las espinacas vamos a preparar el "majao". Para ello ponemos en el vaso de la batidora o turmix: los ajos fritos, el pan frito, el pimentón, el comino, un poco de pimienta negra, el vinagre y agua de cocer las espinacas. Trituramos todo junto y lo añadimos a las espinacas. Sofreiremos todo junto unos minutos más y finalmente añadiremos los garbanzos a la mezcla removiendo suavemente para que no se rompan.

Notas: Ya se que el "majao" auténtico se debe preparar en un mortero, como manda la tradición, pero yo soy muy cómoda y me gusta lo práctico, admito críticas.
Lo mismo que los garbanzos, si queréis cocerlos vosotros mismos lo podéis hacer en agua con una cebolla, pimiento, tomate, laurel y sal.

lunes 8 de marzo de 2010

Hervido de patatas con espárragos y mahonesa

Me encantan los espárragos trigueros y cuando hace unos días ví los primeros manojos en el puesto de verduras no pude resistirme. La temporada del espárrago triguero suele ser de marzo a mayo, siempre aproximadamente, y durante estos meses me encanta consumirlos en tortilla con unos ajetes y cebolleta, asados a la parrilla o así hervidos con patata y acompañados de mahonesa.

El espárrago tiene un 90% de agua y es bajo en calorías por lo que es aconsejable para las dietas de adelgazamiento. En cuanto a las vitaminas contiene mucha vitamina A y C y en menor cantidad B1, B2, B6, E. Además tienen mucho Potasio, Fósforo, Calcio y Magnesio.

Ingredientes:

  • unos manojos de espárragos trigueros finos (tienen el tallo del grosor de un lápiz).
  • patatas
  • agua
  • sal
  • mahonesa, "all i oli" o lactonesa (al gusto)
Preparación:
Hervir los espárragos y las patatas peladas en agua con sal hasta que esten tiernas.
Aliñar las patatas con aceite de oliva y sal (si lo creemos necesario porque hemos puesto poca sal al agua de cocción). Servir acompañado de mahonesa, lactonesa o "all i oli" y con las manos (aunque parezca un poco guarrito) cogemos los espárragos del final del tallo donde están más duros y los mojamos en mahonesa. Si lo coméis como plato único poned un par de ramilletes por persona.
Nota: Podéis aprovechar el agua de cocción de los espárragos. El agua con que se han cocido los espárragos toma un sabor delicioso y es excelente por sus nutrientes que contiene, la puedes usar para preparar una sopa o crema de verduras.

Fuente: Família Cardona Pons.

domingo 31 de enero de 2010

"Coquetes" de espinaca


Esta receta que he preparado hoy es una mezcla de la de mi suegra Paquita y de la de Capisi. He unido ambas recetas y han salido unas "coquetes" de lo más estupendas.

Ingredientes:

  • 150 gramos de espinacas frescas.
  • 100 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • pimentón dulce
  • un puñado de piñones (opcional)
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
Preparación:

En una sartén con un poco de aceite de oliva salteamos las espinacas con el ajo picado y reservamos.

En un bol ponemos la harina con la levadura tamizadas, añadimos el huevo, la sal y mezclamos bien. Añadimos un poco de agua y vamos mezclando hasta obtener una masa de consistencia un poco espesa. Agregamos las espinacas rehogadas, el perejil picado, un poquito de pimentón dulce y los piñones.

Calentamos aceite de oliva en una sarten y cuando esté bien caliente dejaremos caer cucharadas de la masa dentro del aceite, cuando esté doradito le damos la vuelta, dejamos unos segundos más y sacamos. Los iremos colocando sobre papel absorbente para que de esta forma se absorba el exceso de aceite. Servimos con salsa al gusto (ketchup , mayonesa..) o simplemente solas están deliciosas.
Notas: En lugar de rehogar las espinacas las podemos hervir, escurrirlas bien e incorporarlas a la mezcla.
Si no tenemos espinacas también podemos prepararlas con acelgas.

martes 8 de diciembre de 2009

Potaje de garbanzos (Thermomix)

Después de tres entradas dulces, y para aprovechar unos garbanzos de cocido, hoy he preparado un potaje de garbanzos.

Ingredientes:

  • un puñadito de almendras
  • unas rebanadas de pan duro
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco
  • aceite
  • 1 manojito de espinacas frescas
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos (o mejor si son garbanzos que os sobren del cocido, siempre serán mucho más sabrosos)
  • pimentón dulce
  • sal ó una pastilla de caldo ó concentrado de caldo vegetal
  • 2 huevos cocidos
Preparación:

En una sartén con un poco de aceite de oliva doramos las almendras y el pan, con cuidado que no se quemen. Reservar las almendras y el pan.
Poner en el vaso de la thermomix ½ tomate maduro, 1 ajo y perejil y picamos durante unos segundos a velocidad 5.
Añadimos sobre el picadillo el aceite caliente que hemos usado para dorar el pan y las almendras y programamos 3 minutos- varoma - velocidad 1 (para TH31 vel. cuchara).
Pasado el tiempo añades las almendras y el pan y se trituran durante 8 segundos a velocidad 8 para que quede bien picadito, pero si te gusta notar las almendras trocéalas unos segundos a velocidad 5.
Añades las espinacas que ya tienes lavadas y troceadas y programas 2 minutos - 100º - velocidad 1. En los últimos segundos añades una cucharadita de pimentón dulce (con cuidado de no tenerlo demasiado tiempo, porque si el pimentón se quema tendrá un sabor amargo).
Ponemos la sal o pastilla de caldo (yo le puse unas cucharadas de concentrado de caldo vegetal ) y una cucharada de garbanzos y trituramos unos segundos. De esta forma nos quedará un caldo más espesito. Ponemos la mariposa en las cuchillas y programamos 20 minutos - 100º - velocidad 1 (Th31 no hace falta cuchillas, ponemos vel. cuchara y giro a la izquierda).
Luego añadir el resto de garbanzos. Yo puse los que me sobraron del cocido, pero también podemos ponerle un bote de garbanzos cocidos, previamente lavados y escurridos.
Añadimos el agua (yo la puse a ojo, pero aproximadamente 1/2 litro).
Rectifica la sazón. Una vez terminado el tiempo añade 2 huevos duros picados y sirve.

sábado 24 de octubre de 2009

Arroz con calabaza y berenjena (thermomix)

Hoy se me ha hecho tarde y no tenía nada para comer. Además, debía de haber ido al super hace un par de días, el frigorífico está bajo mínimos. Vamos a ver: un trozo de calabaza tan pequeño que no da para una cremita ni nada, una berenjena solitaria, un par de pimientos, una cebolla, un bote de salsa de tomate casera al que le quedan cuatro cucharadas...

Todo a la thermomix para hacer un sofrito de verduras y a ver lo que sale ...

Pues un arrocito con sofrito de verduras de lo más rico. Apunto la receta porque si otro día quiero volver a prepararlo no me acordaré de lo que puse jajaja

Ingredientes:

  • 40 gr. de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr. de cebolla
  • 70 gr. de pimiento verde
  • 70 gr. de pimiento rojo
  • 100 gr. de berenjena
  • 80 gr. de calabaza
  • 4 cucharadas de salsa de tomate (mejor casera)
  • un puñado de setas variadas deshidratadas
  • arroz (un vaso y medio)
  • 3 vasos de agua con 3 cucharadas de concentrado de caldo vegetal (o 3 vasos de caldo)
Preparación:

Primero pondremos las setas en un bol donde habremos puesto agua muy caliente, casi hirviendo. Tapamos el bol y dejamos durante 30 minutos hasta que se hidraten y esten blanditas.
Ponemos el aceite y el diente de ajo en el vaso de la thermomix.

Programamos 4 minutos - 100º - V3.

Añadimos la cebolla y picamos unos segundos a velocidad 3 1/2.

Programamos 5 minutos - 100º - velocidad 1 1/2 y quitamos el cubilete.

Añadimos el pimiento y picamos unos segundos a velocidad 3 1/2.

Programamos 5 minutos - 100º - velocidad 1 y quitamos el cubilete.

Añadimos la berenjena y la calabaza todo cortado en dados. Añadimos la salsa de tomate, salpimentamos.

Programar 10 minutos - VAROMA - velocidad 1. Sin cubilete, pero podemos poner el cestillo invertido para que no salpique.

Una vez listo el sofrito, lo vertemos en una sartén grande o una paella. Damos unas vueltas y añadimos las setas troceadas.
Añadimos el arroz, removemos bien para que se mezcle con el sofrito.

Luego añadiremos el caldo bien caliente, casi hirviendo.
El arroz tardará unos 12 minutos en cocerse.

Luego lo cubriremos durante 5 minutos con un trapo limpio y serviremos immediatamente.

sábado 17 de octubre de 2009

Concentrado de caldo vegetal (thermomix)


He de confesar que durante mucho tiempo he estado usando calditos de verduras (pastillas de caldo) para mis platos, aunque cada vez que tenía que usarlos pensaba que no acababan de convercerme, me daba la impresión que eran "artificiales" y no demasiado sanos. Un día miré la composición de los calditos de caldo vegetal y ponía: sal, maltodextrina, potenciadores del sabor (E621, E627,E631), aceite de girasol, cebolla, colorante amónico, fibra de zanahoria, zanahoria, cúrcuma,semillas de cilantro, perejil y aroma.

Vamos, que en realidad tampoco es que lleven una gran cantidad de vegetales.

Desde que preparé este concentrado de vegetales casero no he vuelto a usar los calditos y de esta forma se exactamente la cantidad de vegetales y de sal que me estoy comiendo.

En la foto podéis ver la cantidad de verduras que puse en el concentrado (nada que ver con la pésima cantidad de vegetales que llevan los calditos). Con estas cantidades me salieron tres tarros de tamaño mediano.

Ingredientes:

  • 3 zanahorias
  • 1 nabo
  • 1 chirivía
  • 1 cebolla
  • 2 puerros
  • 2 ramas de apio (las hojas)
  • perejil
  • 130 gr. de sal gorda (si queremos, podemos reducir la cantidad de sal pero debe llevar bastante ya que actua de conservante)
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
Preparación:
Pelar y lavar bien las verduras. Cortar a trozos y poner en el vaso del thermomix. Picar a velocidad progresiva 5-7-9.
Añadir la sal y el aceite de oliva y programar 30 minutos - 100º - velocidad 2.

Volver a picar a velocidad progresiva 5-7-9 durante 1 minuto. Nos debe quedar una especie de puré muy espeso y sin grumos.

Guardar en un frasco y una vez frio lo tapamos y lo guardamos en el frigorífico. Al llevar tanta sal se conserva perfectamente durante varios meses.
También he probado de congelarlos en cubiteras y quedan perfectos. Al llevar tanta sal no quedan totalmente congelados, pero se conservan perfectamente.
Una cucharada sopera de este puré concentrado equivale a una pastilla de caldo.
Nota: Podéis preparalo con las verduras que más os gusten.

lunes 12 de octubre de 2009

Pastel de verduras tricolor


Un pastel delicioso, de sabor muy suave y que queda muy original y vistoso.

El único inconveniente es que es muy laborioso y lleva mucho tiempo de preparación. ¿Os compensa? A mi sí me compensó pasar unas horas entre fogones. Esta es la tercera vez que lo preparo y siempre ha sido un exitazo.
Otra recomendación es que debe prepararse con un día de antelación, ya que necesita cuajar bien y unas horas de reposo. Es tan suave que si no ha cuajado bien, cuando vayamos a desmoldarlo se nos romperá. Entonces ya no nos habrá compensado tanto jajaja

Ingredientes para el pastel:
  • 2 cebollas
  • 200 gr. de guisantes
  • 200 gr. de zanahorias
  • 2 berenjenas
  • 50 gr. de mantequilla
  • sal
  • aceite de oliva
  • harina para espolvorear el molde
Ingredientes para el cuajo:
  • 2 vasos de nata
  • 1 vaso de leche
  • 6 huevos
  • sal
  • pimienta negra molida
Ingredientes para la salsa:
  • 2 pimientos rojos
  • 250 gr. de nata
  • sal
Preparación:
Asar los pimientos rojos y las berenjenas en el horno.
Pelar las berenjenas y los pimientos asados y reservar.



Cortar la cebolla en juliana y pocharla en mantequilla, añadir las zanahorias peladas y cortadas en medias rodajitas. Sofreír todo junto hasta que se ablanden, salar a media cocción y reservar.

Hervir los guisantes congelados durante 6-7 minutos. Salar a media cocción, de esta forma pierden menos vitaminas. Una vez hervidos, los ponemos en un recipiente con agua y hielo. Así quedaran de un color verde más intenso y el pastel queda mucho más vistoso.
Una vez tenemos las verduras preparadas, pasamos a preparar el cuajo. Para ello mezclaremos los seis huevos enteros con los dos vasos de nata y uno de leche, y lo trituramos bien. Salpimentamos la mezcla y la dividimos en tres partes (aproximadamente nos quedará un vaso y 1/4 por parte).

La primera parte del cuajo lo mezclamos con la berenjena, trituramos con el túrmix y la metemos en el horno en un molde de plum-cake (que sea bastante grande) y que habremos untado previamente con mantequilla y harina. Si el molde es de silicona será suficiente con untarlo con mantequilla.

Introducimos en el horno al baño Maria a 150º durante unos 20 minutos. Cuando haya cuajado completamente añadimos la segunda parte del cuajo mezclada con los guisantes (también triturado con el túrmix).
Hay que verterlo lentamente y con mucho cuidado, solo así conseguiremos colores perfectos, sin mezclar. Mejor si lo vertemos con ayuda de un cucharón.Horneamos 20 minutos más

Una vez ha cuajado la segunda capa trituramos cn el túrmix la tercera parte del cuajo con la mezcla de cebolla y zanahoria. Vertemos con cuidado y volvemos a hornear otros 20 minutos más.

Mientras elaboraremos la salsa para acompañar el pastel. Para ello trituraremos el pimiento asado con la nata, sal y pimienta y reduciremos en una sarten a fuego lento durante unos minutos.

Comprobaremos que el pastel está bien cocinado cuando pinchemos con un palillo y salga bien limpio.

Dejaremos reposar unas horas antes de desmoldarlo.

Podemos servirlo caliente o templado y acompañado con la salsa de pimientos.

Comentarios

Entradas populares